¿Qué son los quistes ováricos Y cómo puedo tratarlos?



Qué son los quistes ováricos y cómo puedo tratarlos?

Los quistes ováricos son sacos llenos de fluido similar a las ampollas, que están comúnmente en las mujeres durante sus años reproductivos. Ellos se forman en los ovarios, esos órganos en forma de almendra a cada lado del útero. La mayoría de los tipos de quistes ováricos son inofensivos y se desvanecen sin ningún tratamiento, Pero hay otros que pueden indicar otros problemas de salud, incluso llevar a problemas con la fertilidad.

 

Causas

La función normal de los ovarios es producir un huevo cada mes.

Durante este proceso de ovulación, una estructura parecida al quiste llamado folículo se forma dentro del ovario. El folículo maduro se rompe cuando un huevo es liberado durante la ovulación. Un cuerpo lúteo se forma del folículo vacío y, si el embarazo no ocurre, el cuerpo lúteo se disuelve. Algunas veces, sin embargo, este proceso no concluye apropiadamente causando el tipo de quiste ovárico más común: el quiste ovárico funcional.

Los quistes ováricos anormales, tales como la enfermedad del ovario poliquístico, pueden ocurrir como el resultado de un desbalance de las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona).

 

Tipos de quiste

Quiste funcional: estos quistes frecuentemente se encueran y desaparecerán en dos o tres ciclos menstruales. Dado que este tipo de quiste se forma durante la ovulación, raramente ocurre en mujeres menopáusicas, cuando los huevos ya no se están produciendo.

Quiste dermoide: estos quistes se llenan con varios tipos de tejidos, incluyendo cabello y piel.

Endometrioma: Estos quistes también son conocidos Como él «quiste chocolate» de la endometriosis, y se forman cuándo el tejido similar al de la cubierta interna del útero se adhiere a los ovarios.

Cistoadenoma: estos quistes se desarrollan a partir de células en la superficie exterior de los ovarios.

Ovario poliquístico: esta enfermedad, también conocida como SOPQ, se refiere a los quistes que se forman de los folículos. Ellos causan que los ovarios se me crezcan y se cree una cubierta exterior gruesa, lo cual previene o evita la ovulación. Ellos frecuentemente causan problemas de infertilidad.

 

Síntomas

Los quistes ováricos frecuentemente No causan síntomas. Sin embargo, cuando se presenta un síntoma, usted puede notar un ligero dolor o sensación de llenura o presión en el abdomen. El dolor durante el coito y en otras ocasiones, puede también indicar la presencia de quiste en el ovario.

El dolor a la presión puede ser causada por un número de factores, tales como el tamaño, el sangramiento, o la ruptura de un quiste, lo cual irrita los tejidos abdominales. El dolor también puede ser causado cuando un quiste se retuerce (llamado torsión), lo cual puede bloquear el flujo de la sangre al quiste.

Otros posibles síntomas de quistes en un ovario, pueden ser períodos demorados, irregulares o inusualmente dolorosos. Si usted experimenta alguno de estos síntomas, comuníqueselo a su médico Tan pronto le sea posible.

 

Diagnóstico

A menos que se presenten síntomas, los ovarios quísticos son típicamente diagnosticados durante un examen pélvico anual. Otras pruebas de diagnóstico, tales como el ultrasonido o laparoscopia, pueden ser realizados si su médico detecta cualquier anormalidad.

 

Tratamientos comunes

El tratamiento de los quistes ováricos depende de varios factores, incluyendo el tamaño y tipo de quiste, la edad de la mujer y su salud general, sus futuros planes de embarazo y sus síntomas específicos.

Mientras más temprano los quistes sean identificados, se requerirán tratamientos menos invasivos.

Frecuentemente, las mujeres jóvenes que no experimentan síntomas se les aconseja esperar dos o tres meses para ver si su quiste se disuelve por sí mismo. En la mayoría de los casos, el quiste ovárico funcional se disolverá sin ninguna intervención médica o tratamiento.

Los anticonceptivos orales hormonas se prescriben para encoger los quistes ováricos funcionales. Los anticonceptivos orales no son un tratamiento efectivo para otro tipo de quistes ováricos benignos, pero si ofrecen alguna protección contra quistes ováricos malignos.

La cirugía es necesaria en algunas ocasiones para tratar ovarios quísticos que que no manifiestan respuesta a tratamientos hormonales. Usted puede necesitar cirugías y sus quistes no desaparecen después de unos cuantos ciclos menstruales, o si son extremadamente grandes.

 

En mujeres postmenopausicas

Las mujeres que desarrollan quistes ováricos después de la menopausia son más propensas a tener malignidades.

Para las mujeres posmenopáusicas que experimentan sangrado y dolor, puedes medirse cirugía. Los procedimientos varían desde una simple remoción del quiste hasta la remoción del ovario completo. En algunos casos severos, se requiere o se recomienda una histerectomía (remoción del útero).

El procedimiento quirúrgico específico requerido depende de un número de factores, pero típicamente, mientras más temprano se han descubierto los quistes ováricos, se requerirán procedimientos menos extensivos.

Aunque su médico discutirá el procedimiento planificado con usted, Usted debe mantener en mente que la extensión exacta de la cirugía puede ser desconocida hasta que la operación esté en progreso.

 

Tratamientos alternativos

En adición a (o en vez de) la cirugía y las píldoras hormonales de control de natalidad, algunas mujeres optan por Remedios más naturales y homeopáticos para el tratamiento. Las terapias herbales tales como la cimifuga azul, o raíz de falso unicornio, han dado alivio a algunos pacientes, mientras que una dieta vegetariana con énfasis en las remolachas, zanahorias, vegetales de hoja verde y el limón, han aprobado ser exitosos para otros.

Otros tratamientos alternativos incluyen suplementos antioxidantes, Remedios homeopáticos y paquetes de aceite de Castor para reducir la inflamación. La hidroterapia aplicada al abdomen puede ayudar a prevenir la ruptura de los quistes.

 

¿ Qué se debe recordar acerca de los quistes ováricos ?

Quistes ováricos frecuentemente no causan síntomas, es especialmente importante para las mujeres que han tenido quistes en el pasado tener exámenes pélvicos regulares. Estas mujeres están en mayor riesgo de desarrollar quistes adicionales.

Las mujeres que sufren de endometriosis pueden ver sus síntomas empeorado por la presencia de quistes ováricos, y hay una probabilidad incrementada de que qué removerse sus ovarios.

En el caso de los quistes ováricos malignos, los cuales, de nuevo, son raros, un tratamiento temprano ofrece la mejor esperanza de recuperación.

 

Fuentes:

Women’s Health.govSymptoms of Ovarian Cysts (accessed Feb. 2017).

National Institutes of Health: Overview of Ovarian Cysts (accessed Feb. 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *