ESMEGMA Y CIRCUNSICIÓN



El esmegma es una secreción blancuzca que se acumula en la base del glande y por dentro del prepucio. Su composición es básicamente tejido muerto y secreción de las glándulas de Tyson, también conocidas como pápulas perladas. Este es un evento absolutamente natural y no genera otros efectos que malos olores Y POSIBLES INFECCIONES. No obstante, una buena higiene ayuda a prevenir esto.

Ahora bien, en casos donde el anillo prepucial es demasiado estrecho (fimosis) y la retracción del prepucio para la higiene se hace muy difícil, es recomendable la circuncisión, ya que la acumulación crónica de esmegma está asociada no sólo a infecciones, sino a cáncer de pene. No es que el esmegma en si sea cancerígeno, ya que mas bien a veces funciona como lubricante natural, sino que su presencia puede generar una recurrencia crónica de infecciones y por tanto, aumentar el riesgo de cáncer en el pene.

Si tienes producción constante de esmegma, acude al urólogo para que juntos evalúen el caso, el tratamiento y/o la conveniencia de una circuncisión.