El agua para los bebés y cómo cambian los consejos con el tiempo



La Academia Americana de Pediatría sostiene que “hasta que su bebé comience a ingerir alimentos sólidos, obtendrá toda el agua que necesita de la leche maternal o de su fórmula”.

Después de que tienen 6 meses de edad, los niños comienzan a necesitar flúor, entonces es un buen momento para introducir un poco de agua extra en su dieta, especialmente si se sostienen con  lactancia materna, o simplemente preparar su fórmula fortificada de hierro con agua potable fluorizada.

Pero antes de los seis meses, el bebé saludable promedio no necesita agua o flúor extra. Así que si no está amamantando, use agua que haya sido purificada, desionizada, desmineralizada, destilada o filtrada por ósmosis inversa para eliminar al flúor al preparar la fórmula.

 

Agua Extra para los Bebés

Mientras que un niño más pequeño no necesitaría usualmente agua extra, unas pocas onzas son ocasionalmente recomendadas si el niño está constipado. Para un niño más pequeño, sin embargo, debe usualmente consultar con su pediatra antes de darle a su bebé agua simple extra.

Otra situación en la que se le daría a un niño mas grande agua extra, sería cuando se esté sobrecalentado, pero eso no debería pasarle a un recién nacido o infante.

Si su bebé está enfermo, seguramente necesitará fluidos extra, pero el agua no sería usualmente la mejor opción en estos casos. Una solución de rehidratación oral, como Pedialite, sería mejor, y de nuevo, bajo la supervisión de un pediatra.

 

Cambiando los Consejos y las Opiniones.

Las ideas y opiniones sobre asuntos como este cambian con los años. Seguramente hay cosas que usted hace por su bebé, que resultaron bien, como se encargan de recordarlo muchos abuelos, que no recomendaríamos ahora. Algunas de estas cosas son extremadamente importantes, como estas nuevas recomendaciones de mantener a los recién nacidos e infantes durmiendo sobre sus espaldas, para  reducir el riesgo de muerte súbita SMSI, y otros son menos importantes, como este respecto al agua o algunos lineamientos sobre el orden en que se debe hacer la introducción a los alimentos sólidos para el bebé.

 

¿Está usted siendo demasiado útil?

Pero también considere cómo se sentía cuando usted era una mamá criando a su hija por primera vez y alguien estaba allí diciéndole que hacer o diciéndole que su pediatra estaba equivocado. Es maravilloso que usted esté disponible para para ofrecer su ayuda y experticia, pero algunas veces es mejor simplemente ofrecer su consejo y opiniones y las razones por las cuales usted hizo algo de determinada manera, y dejar a la nueva mamá decidir que es lo mejor para su bebé. Ella necesita tener confianza en su pediatra también, y el “consejo del día” es que no le de agua a los infantes mas pequeños, a menos que haya una razón específica para hacerlo.

No estamos diciendo que usted está imponiendo su opinión, y de hecho no parece que lo estuviera haciendo, o no estaría aquí pidiendo otra opinión. Pero algunas veces puede ser difícil para los abuelos balancear entre ser simplemente útil con ser “demasiado útil”. Si usted no está seguro de que tipo de abuela o abuelo es usted, entonces debería preguntar. Si no quiere preguntarle a su hija, entonces pregúntele a alguien más. Y mantenga en mente que este es un consejo general para cualquiera en esta situación y podría no aplicarle a usted y su hija en absoluto.

 


Fuente: verywell.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *