Cuidado del pene no circuncidado



Cuidado del pene no circuncidado

 

Hay muchos aspectos de la circuncisión que confunden a los padres. A algunos incluso, sus pediatras les dicen que deben halar hacia atrás el prepucio del bebé cuando lo están bañando para limpiar la cabeza del pene, mientras que otros dicen que debe dejarse esto tranquilo. Entonces, ¿Cuál es la manera adecuada para cuidar un pene no circuncidado?

 

Consejos sobre la circuncisión

Primero hay un hecho que la Academia Americana de Pediatría (AAP) sostiene sobre la circuncisión lo cual ha evolucionado bastante a través de los años.

En 1971 ellos sostenían que no había indicaciones médicas válidas para una circuncisión en el período neonatal.

Esto cambió a no haber en absoluto ninguna indicación médica para circuncisión de rutina en 1975, y a decir qué la Data no es suficiente para recomendar circuncisión neonatal rutinaria en 1999.

La última política de la Asociación Americana de Pediatría sobre la circuncisión emitida en 2012 dice que la evaluación de evidencia indica que la salud se beneficia de la circuncisión del varón recién nacido y que los beneficios del procedimiento justifican acceso al procedimiento para familias que lo escogen o decidan. Dentro de los beneficios específicos identificados se incluye la prevención de infecciones del tracto urinario cáncer de pene y la transmisión de algunas infecciones de transmisión sexual incluido el H I V.

La AAP también establece que los beneficios en salud no son suficientemente amplios para recomendar una circuncisión de rutina para todos los varones recién nacidos. Aunque es usualmente bien tolerada sin muchas complicaciones.

Ellos instan a los padres a sopesar información médica en el contexto de su propia religión ética cultura creencias y prácticas

 

Cuidados del pene no circuncidado

Una vez que se ha pasado a la decisión de circuncidar o no a su bebé varón, muchos padres que no escogen la circuncisión, no están al tanto de qué hacer con el pene no circuncidado de su hijo.

Y parece que uno de los problemas más grandes que llevan a los niños a necesitar una circuncisión más adelante en la vida, es el cuidado inapropiado de su pene no circuncidado. En este cuidado inapropiado, usualmente se involucra al padre diciéndole que debe retraer el prepucio del hijo antes de que esté realmente listo para ser retraído.

El mejor consejo que un padre puede seguir, es simplemente dejarlo quieto hasta que comience a retraerse por sí mismo.

Una vez que el prepucio se retrae de la punta del pene, frecuentemente alrededor del tiempo en que el niño tiene 4 ó 5 años, cuando él tome un baño o ducha el niño debería:

  • Retraer el prepucio hacia atrás tanto como sea posible
  • Lavar y enjuagar la punta de su pene con jabón y agua
  • Empujar el prepucio de nuevo hasta la punta del pene

 

Dado que el prepucio algunas veces se comienza a retraer a una edad más temprana, en edad de uno o dos años, usted puede tratar de suavemente retraer el prepucio de su hijo cuando esté cambiando su pañal o dándole un baño de vez en cuando.

Él no limpiar o enjuagarlo apropiadamente cuando se esté limpiando el pene no circuncidad,o puede conducir a balanopostitis o inflamación del prepucio y la punta del pene. Los síntomas de la balanopostitis pueden incluir enrojecimiento dolor e irritación. El tratamiento puede incluir crema antibiótica crema de esteroides o crema antihongos etcétera dependiendo de la causa subyacente.

Similarmente los niños pueden desarrollar meatitis o inflamación de la apertura en la punta del pene, aunque esto puede suceder a los niños circuncidados también.

 

Lo que usted necesita saber

  • El prepucio algunas veces no se retrae hasta que algunos chicos están adentrados en la pubertad
  • El esmegma es la Carga blanca cremosa que normalmente se forma debajo del prepucio y puede en algunas veces también encontrarse en chicos no circuncidados que tienen adhesiones peneanas, lo cual ocurre cuando el prepucio remanente después de una circuncisión, comienza a pegarse o adherirse a la punta del pene.
  • Fimosis es la condición por la cual el prepucio se puede retraer. Aunque en algunas ocasiones es razón para que los niños mayores sean circuncidados puede frecuentemente ser tratado con un esteroide de alta o media potencia para despegar las adherencias subyacentes que puedan estar evitando que el prepucio se retraiga.
  • Parafimosis ocurre si el prepucio es retraído, pero entonces no puede ser llevado de vuelta a la punta del pene. Es considerada una emergencia médica y puede ser una complicación de balanopostitis.

 

Recuerde que usted nunca debe retraer forzadamente el prepucio de un niño antes de que esté listo para ser retraído.

Su pediatra y el pediatra urólogo puede ser útil si se piensa que es el prepucio de su hijo no se está retrayendo cuando usted piensa que debería hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *